Tornam llega a los jóvenes baleares residentes en Londres

Representantes del Govern han participado en este encuentro con los jóvenes donde han explicado las principales medidas del Plan y como esta iniciativa les puede ayudar a volver a las Illes

La presidenta del Govern de las Illes Balears, Francina Armengol, junto con la vicepresidenta del Govern, Bel Busquets, y el conseller de Trabajo, Comercio e Industria, Iago Negueruela, se han reunido en Londres con jóvenes baleares emigrados al Reino Unido. Durante el encuentro la presidenta les ha explicado las principales medidas del Plan y como esta iniciativa les puede ayudar a volver a las islas con un trabajo asegurado. 

El Plan de Regreso de Talento se presentó aproximadamente hace un mes y se dirige a 500 baleares menores de 40 años y con estudios superiores que residen en el extranjero. La iniciativa cuenta con un presupuesto de 2.133.000 euros e incluye subvenciones a las empresas que contraten jóvenes como indefinidos, ayudas para la emprendeduría y un «pasaporte de vuelta» de hasta 3.000 euros para que sufraguen los gastos del traslado.

El Plan de Regreso del Talento
Las ayudas van dirigidas a personas menores de 40 años, con titulación universitaria, de formación profesional o con certificado de profesionalidad de nivel 3, que iniciaron una nueva vida profesional fuera de su país, motivada en muchos casos por las difíciles condiciones existentes durante la pasada crisis económica. 

La Conselleria de Trabajo, Comercio e Industria desarrolla este Plan a través de las direcciones generales de Trabajo, Economía Social y Salud Laboral y de Empleo y Economía, además del Servicio de Ocupación de las Illes Balears (SOIB) y el Instituto de Innovación Empresarial (IDI). De esta manera se quiere ofrecer todo el apoyo institucional para que los jóvenes emigrados por falta de expectativas laborales desde el año 2008 puedan regresar en las mejores condiciones posibles.

Estas ayudas benefician al colectivo al cual van dirigidos a la vez que favorecen al conjunto de la sociedad, especialmente a las empresas y la economía, ya que pueden aprovechar el talento, la formación y la experiencia internacional de estos jóvenes para impulsar su competitividad.

El programa tiene una vigencia de 5 años y cuenta con un presupuesto de 2.133.805 euros financiados con recursos propios de la Comunidad Autónoma y del Fondo Social Europeo, de los cuales 1,6 millones van destinados a financiar ayudas económicas para favorecer el retorno de los jóvenes a las Illes Balears y 533.805 euros permitirán poner en marcha servicios de asesoramiento, acompañamiento e intermediación dirigidos a los emigrantes con voluntad de retorno.